Sonrisa por la mañana

Hoy empiezo la dieta de la alegría: Prohibidos: Quejas, enojos, rencores, vivir en el pasado y rodearte de personas negativas. Permitidos: Risas, abrazos, besos y vivir cada momento como si fuera el último de tu existencia. Haga la dieta de la alegría: Una sonrisa por la mañana y un agradecimiento al final del día.