Feliz noche amigos

Cada vez que tú quieres hablar con Dios, él te escucha, él puede vivir en cualquier parte del universo, pero el escogió tu corazón. Hablar es articular sonidos y palabras [una persona] para expresarse o comunicarse.